M3 Demoliciones manuales en Granada

DemolicioN MANUAL

En el proceso de demolición se encuentran ciencia e ingeniería, ya que se consiste en derribar edificios u otras estructuras artificiales de forma segura y eficiente.
Los trabajos de demolición pueden ser extremadamente peligrosos, para la salud y la seguridad de todos los involucrados. Esto incluye al público cercano, potencialmente en riesgo si no se implementan ciertas medidas de seguridad.


El equipo de Contenedores Molina cuenta con la experiencia y la formación, así se encuentra altamente capacitado en técnicas seguras de manipulación manual cumpliendo con la normativa específica en este tipo de actuaciones.   

Qué es la demolición manual

La demolición manual consiste en un conjunto de actuaciones organizadas para demoler de forma parcial o integral una edificación recurriendo principalmente a herramientas manuales.
Su uso viene dado por motivos de espacio, seguridad, medianeras entre edificios, trabajos para forjados con poca carga, en definitiva característica de la edificación que impidan la demolición mecánica por inadecuada y poco segura.
La demolición manual en ocasiones es una fase anterior a las demoliciones mecánicas pesadas, también es un recurso muy útil en las rehabilitaciones y demoliciones parciales.
A diferencia de la demolición la deconstrucción implica desarmar un edificio a la vez que se conservan los elementos valiosos para ser reutilizados.
Algunas de las herramientas más frecuentes que se utilizan para llevar a cabo la demolición manual son:
Macetas. Parecidos a los mazos pero más pequeños. Son adecuadas para la demolición porque se utilizan con una sola mano, a diferencia del mazo. Se pueden usar golpeando sobre el material a con un elemento intermedio para concentrar la fuerza impacto en una superficie pequeña, como un cincel. La cabeza puede ser con forma de martillo o circular.

Cinceles. Se utilizan para hacer ranuras, cortar o eliminar las partes más consistentes o ásperas de la superficie sobre la que se va a trabajar. Con el impacto de una herramienta de soporte, como la maceta mencionada antes. Consiste en una cabeza que recibe el golpe de la herramienta soporte; el mango o cuerpo; la cuña; y la arista de corte que canaliza el impacto al área de trabajo.

Martillos neumáticos: Herramienta de perforación por aire comprimido. Se utiliza en zonas horizontales o verticales. La forma se adapta para que el operario imprima la fuerza necesaria. Se aplican para la rotura de hormigón, cortar asfalto, mampostería, pavimentos o elementos de piedra.

Las nuevas tecnologías pueden incorporarse a las tareas de demolición con manipulación manual. Suelen incluirse con montecargas y cabestrantes para elevar elementos, o maquinas auxiliares para apartar escombros.
La demolición no consiste solo en utilizar explosivos o bolas de demolición gigantes para derruir un edificio; sino que una parte importante del proceso implica a las personas que desplazan pequeños fragmentos de material demolido fuera del área de trabajo.
De hecho en una explosión controlada o impacto de una bola de demolición se genera una gran cantidad de pequeñas piezas de material. La mayoría se limpiará con una máquina excavadora o similar, pero aun así, habrá muchas piezas más pequeñas que deberán ser limpiadas a mano.

La manipulación manual durante los trabajos de demolición conlleva una serie de
riesgos considerables. Se debe proporcionar de antemano una formación adecuada sobre manipulación manual para tratar de evitar que se produzcan lesiones por manipulación manual.

Expertos  en demoliciones manuales

Precios m3 Demolicion manual